Se recertificó ISO

Se obtuvo el nuevo certificado de las normas ISO 9001 e ISO/IEC 90003:2004 (Diseño, desarrollo, puesta en marcha y servicio post-venta de soluciones tecnológicas para telecomunicaciones en redes de telefonía fija o móvil) válido hasta 2018, luego de haber concluido exitosamente la auditoría de recertificación en mayo pasado, durante la cual se auditaron requisitos normativos, además del Sistema de Gestión de la Calidad.

Para realizar la auditoría se tomaron algunos proyectos como muestra y se entrevistó a miembros de distintas áreas de la organización.

ISO 9001:2008 en ATS

ATS certificó su Sistema de Gestión de Calidad (SGC) bajo la Norma ISO 9001:2008, que comprende el “Diseño, desarrollo, puesta en marcha y servicio post-venta de soluciones tecnológicas para telecomunicaciones en redes de telefonía fija o móvil”. El proceso de certificación se extendió durante julio y agosto de este año y fue conducido por el organismo internacional Bureau Veritas.

Mantener estos altos estándares se alinea con la misión de mejora continua con la que ATS y todos sus colaboradores están comprometidos para poder asegurar la satisfacción del cliente. Esto implica tener una mirada activa y atenta, que no sólo cumpla con los procesos definidos sino que busque aportar a su perfeccionamiento, para mantener y superar constantemente la calidad de los productos y servicios que ATS brinda.

ATS certifica la calidad a través del modelo de maduración CMMI

“ATS – Advanced Technology Solutions, especializada en el desarrollo de software para la industria de telecomunicaciones, comenzó en 2004 su proyecto para certificar calidad, a través de los servicios de Liveware. ‘Buscábamos ser predecibles, poder evaluar los costos y los tiempos de entrega de un desarrollo, reducir la replicación de tareas y lanzar productos mejores al mercado’, enumera Claudia Rivière, presidente de ATS, que cuenta con filiales en la Argentina, Brasil, Colombia, México y Uruguay, y que tiene 120 empleados a nivel local (…).

‘Certificar CMMI era la mejor opción para una industria como la del software’, sentencia Riviere. (…) Sobre la contratación de un asesor externo, define: ‘Necesitábamos una ayuda para entender procesos que, al principio, no son tan específicos. Toda esa etapa de identificación fue la más difícil del proyecto. Llevó mucho tiempo e implicó un cambio cultural’.

Los beneficios se notaron en la predictibilidad de los plazos de trabajo y los costos. ‘Ahora, el 90 por ciento de los proyectos se desvía menos de un 10 por ciento de la planificación original. Desde el punto de vista de la productividad, comenzaron a aparecer cuestiones como la reutilización de módulos, que nos ayudó a reducir un 30 por ciento el ciclo de desarrollo’, precisa la ejecutiva. Y agrega: ‘En cuanto a la calidad de los productos, estamos llegando a las implementaciones con un bajo nivel de error. Además, nos aseguramos que el conocimiento quede dentro de la compañía, sobre todo ante la pérdida de un recurso humano importante’.

Pasaron dos años hasta que ATS, en 2006, certificó por primera vez en CMMI nivel tres. ‘Llevó una inversión de U$S 200.000 más los recursos internos’, comenta Rivière (…). Para la primera etapa, ATS consiguió un subsidio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de $ 50.000. En los dos años siguientes ‘reafirmamos los conceptos del nivel obtenido y en agosto de 2009 recertificamos el tercer nivel. En este caso, con una inversión de U$S 120.000, con un subsidio del FONSOFT de $ 75.000’, detalla (…).

En ATS, los planes para el futuro apuntan a incrementar su nivel en CMMI a nivel cinco, en 2012. ‘Esto implica mucho trabajo, ya que el nuevo nivel está relacionado con todo lo que es control estadístico de los procesos y el rearmado de la operatoria desde una visión de riesgo’, explica Rivière”.